Preguntas frecuentes Minería

Preguntas frecuentes Minería

PFMINER1221

 

En Colombia para constituir, declarar y probar el derecho a explorar y explotar minas de propiedad estatal, se debe obtener un contrato de concesión

¿Qué es un contrato de concesión?

Es el contrato que celebran el Estado y un particular para efectuar, por cuenta y riesgo de este último, los estudios, trabajos y obras de exploración de minerales de propiedad estatal que puedan encontrarse dentro de una zona determinada. Dichos minerales se explotan en los términos y condiciones establecidos en la ley (Código de Minas)

¿Qué derechos otorga el contrato de concesión?

El contrato de concesión otorga la facultad de efectuar, dentro de la zona concedida, los estudios, trabajos y obras para establecer la existencia de minerales objeto del contrato y para explotarlos de acuerdo con los principios, reglas y criterios propios de las técnicas de geología e ingeniería de minas. También concede la facultad de instalar y construir, dentro de la zona y fuera de ella, equipos, servicios y obras.

¿Cómo acceder a un contrato de concesión?

El otorgamiento de derechos de explotación minera se realiza a través del principio de “primero en tiempo, primero en derecho”, con la excepción de las zonas declaradas como estratégicas por parte de la Agencia Nacional de Minería (ANM). Las áreas estratégicas mineras se adjudicarán mediante procesos de selección objetiva liderados por la ANM. Del mismo modo, los derechos mineros son negociables entre partes privadas, y los derechos de concesión podrán transferirse parcial o totalmente.

¿Quiénes pueden acceder a un título minero?

  • Personas naturales con capacidad legal
  • Personas jurídicas cuyo objeto social contemple la exploración y explotación minera
  • Los consorcios
  • Las uniones temporales
  • Organizaciones de economía solidaria constituidas con el objeto de desarrollar actividades mineras.
  • Proyectos mineros comunitarios
  • Mineros asociados o cooperados, o en forma individual, a los mineros vinculados a los planes comunitarios
  • Asociaciones comunitarias de mineros

¿Cuáles son las fases del contrato de concesión?

El contrato de concesión comprende dentro de su objeto las fases de:

  • Exploración
  • Construcción y Montaje
  • Explotación

 
tmineria1t

Etapa de Exploración

La exploración técnica es la primera fase de contrato de concesión y debe realizarse dentro de los tres (3) años siguientes a la fecha de la inscripción del contrato de concesión en el Registro Minero Nacional.

¿Qué se debe hacer en esta fase?

Durante la fase de exploración se desarrollan los trabajos, estudios y obras necesarios para establecer y determinar la existencia y ubicación del mineral o minerales contratados, la geometría del depósito(s) dentro del área concesionada, en cantidad y calidad económicamente explotables, la viabilidad técnica de extraerlos y el impacto que sobre el medio ambiente y el entorno social puedan causar. En esta fase se busca establecer y calcular técnicamente las reservas del mineral o minerales, la ubicación y características de los depósitos o yacimientos, la elaboración del plan minero, los medios y métodos de explotación, y la escala y duración factible de la producción esperada.

¿Es posible solicitar prórrogas?

Sí. La prórroga se concede por un término de 2 años con el fin de completar o adicionar los estudios y trabajos dirigidos a establecer la existencia de los minerales concedidos y la factibilidad técnica y económica de explotarlos.

¿Cuáles son las fases que contemplan los Trabajos de Exploración?

Los trabajos de exploración se realizarán en las siguientes fases:
Fase I  Exploración Geológica de Superficie. En esta fase se realizan estudios y caracterizaciones geológicas superficiales de una zona determinada y permiten establecer los sectores con las mejores manifestaciones o indicios geológicos que indican la presencia de una sustancia mineralizada y de proponer los sitios específicos donde la misma sustancia pueda ser evaluada mediante la aplicación de técnicas directas o indirectas.
Fase II Exploración Geológica del Subsuelo Esta fase busca delimitar el depósito potencialmente económico, con estimativos más específicos de tamaño y contenido mineral, definiendo el verdadero potencial geológico minero del yacimiento.
Fase III Evaluación y Modelo Geológico. Con los resultados obtenidos en las fases previas se define el verdadero potencial del yacimiento y se da inicio a la planificación y diseño del Programa de Trabajos y Obras (PTO).
Fase IV Programa de Trabajos y Obras. Se realiza el Programa de Trabajos y Obras (PTO). Este PTO deberá presentarse de manera simultánea con el Estudio de Impacto Ambiental, ante las autoridades competentes, y será la base del otorgamiento de la Licencia Ambiental, requisito indispensable para pasar a la siguiente etapa del contrato de concesión: Construcción y Montaje.

Zonas de míneria en la sabana de Bogotá

Zonas de míneria en la sabana de Bogotá

mingort456435

La resolución 2001 del Ministerio de Ambiente, del 2 de diciembre de 2016, definió 21 zonas compatibles para las explotaciones mineras de materiales de construcción en la Sabana de Bogotá. Actualmente se encuentra suspendida por el Tribunal de Cundinamarca porque se requiere comprobar que efectivamente hay un acatamiento del fallo del río de Bogotá y que la decisión del Minambiente no viola el espíritu de esa histórica orden de descontaminar el principal afluente de la capital del país.

Esta resolución  da cumplimiento al artículo 61 de la Ley 99 de 1993, que establece que “El Ministerio del Medio Ambiente determinará las zonas en las cuales exista compatibilidad con las explotaciones mineras”, asimismo con esta resolución se buscar dar cumplimiento  a la Sentencia del 28 de marzo de 2014 del Consejo de Estado dentro del proceso de acción popular No. 2001-90479 (proceso del Río Bogotá), ordenó “…delimitar geográficamente las zonas excluidas de minería en donde no podrán ejecutarse trabajos y obras de explotación…”.

 

  • La Sabana de Bogotá abarca un área total de 427.792 hectáreas y está conformada por 49 municipios.
  • La resolución 2001 crea 24 polígonos que se ubican en las zonas sur y norte de la Sabana de Bogotá y afectan a 26 municipios.

 

  • Los 26 municipios que se verán afectados por la resolución de las zonas compatibles con la minería en la la Sabana son: Bogotá, Bojacá, Cajicá, Chocontá, Cogua, Cucunubá, El Rosal, Facatativá, Funza, Gachancipá, Guasca, Guatavita, Madrid, Mosquera, Nemocón, Sesquilé, Sibaté, Soacha, Sopó, Subachoque, Suesca, Tabio, Tausa, Tenjo, Tocancipá y Zipaquirá.

De acuerdo con el catastro Minero con corte a 4 de Agosto de 2016, en el área de Sabana de Bogotá, hay 410 Títulos Mineros que comprenden un área de 35.076 hectáreas y representan el 8% del área de Sabana.Tradicionalmente se ha explotado arcilla, carbón y materiales de construcción.

mineral1lui

El Ministerio estableció las primeras Zonas Compatibles de Minería  ZCM de la Sabana en 1994, que sumaban unas 11.300 hectáreas.Con esta resolución añade 7.000 hectáreas nuevas, con lo que el área habilitada queda en 18.300 hectáreas, casi la superficie de una ciudad intermedia como Soacha.

  1. Ordena terminar con la explotación por fuera de las zonas que no sean compatibles con la minería, para lo cual  las empresas y/o personas que cuenten con título minero y licencia ambiental o su equivalente, por fuera de las zonas compatibles y se encuentren en ejecución, deben acogerse a un plan que las obliga a dejar el ecosistema donde operan apto para actividades forestales o agrícolas, las empresas deberán iniciar fase de desmantelamiento y abandono de la actividad, en un término máximo de 5 años.
  2. Cuando se cuente con título minero y licencia ambiental o su equivalente por fuera de las zonas compatibles y no se hayan iniciado actividades mineras de explotación, la Autoridad Ambiental deberá proceder a declarar la pérdida de fuerza ejecutoria de la viabilidad ambiental otorgada.
  3. En los casos en que no se cuente con autorización ambiental, se ordenará la suspensión inmediata de las actividades y se deberá elaborar un Plan de Restauración y Recuperación Ambiental del área

¿Cuales tipos de extracción predominan en la Sabana de Bogotá?

  • Minería a cielo abierto (materiales de construcción e industriales como areniscas, calizas, arcillas y rocas duras en general)
  • Minería sobre cauces de los ríos (de materiales aluviales)
  • Minería subterránea (de Carbón y Sal)

 

Problemas que generan:

La actividad minera en la Sabana de Bogotá ha originado sobre el suelo y subsuelo alteraciones de carácter físico, que se han convertido en detonantes de deslizamientos, erosión y fenómenos de remoción en masa como los siguientes:

El mismo Ministerio de Minas y Energía, el 9 de abril de 2012, alertó de la minería como actividad amenazante en un oficio enviado a la Comisión Quinta del Senado.

…” Los trabajos que se desarrollan  para la exploración y explotación minera y de hidrocarburos ocasionan movimientos en los terrenos circundantes generando inestabilidad en las construcciones aledañas, de tal forma que si no se guardan las distancias suficientes se presentan inminentes situaciones de riesgo para los habitantes a su alrededor…”

Es importante resaltar que en Bogotá existen frentes de explotación minera en la Cuenca Media del Río Tunjuelo  y en la localidad de Usme (dentro del casco urbano) y en el denominado Parque Minero de Mochuelo (veredas de Mochuelo Bajo, Quiba alta y quija Baja ubicadas dentro de la zona rural de Ciudad Bolívar).

Muchos de los frentes mineros de extracción ejecutab explotaciones antitecnicas, amparadas en licencias ambientales, ´planes de manejo ambiental e incluso, de manera contraria a la norma, se desarrollan con fundamento en Planes de Recuperación y Restauración Ambiental PMRRA, siendo este un instrumento que se creó por el Ministerio para efectuar un cierre ambientalmente  adecuado a las explotaciones mineras que se desarrollan por fuera de las zonas compatibles previa precaución morfológica y ambiental.

Estos frentes mineros están poniendo en riesgo la vida, la integridad y la salud de miles de personas que habitan alrededor de estos frentes, así como también existe un enorme impacto ambiental sobre el agua, el suelo, el aire, la biodiversidad, y el paisaje, a continuación se presentan las problemáticas de la minería en la sabana de Bogotá:

Problema de remoción en masa:

  • La minería del Parque Minero Industrial – PMI Tunjuelo, ha tenido numerosos antecedentes relacionados con el riesgo por remoción en masa de la estructura funcional de la ciudad (barrios, avenidas y líneas vitales) y el daño irreversible a la estructura ecológica principal.

Se han documentado al menos 6 deslizamientos sobre los taludes mineros de este polígono: el último de estos ocurrió el 20 de mayo de 2009 cuando se presentó el deslizamiento de una gran masa en la zona del barrio Villa Jacqui, en un título minero de Holcim S.A. operado por Cemex. En este caso se podría generar el colapso total y/o parcial de las edificaciones y demás equipamientos como redes de alcantarillado, fluido eléctrico, gas natural y agua potable localizados dentro de la posible zona de influencia del proceso de remoción en masa antes descrito.

  • El Parque Minero Mochuelo (Ciudad Bolivar) se ubica en una zona de borde urbano rural del sur de la ciudad y el polígono minero limita hacia el sur con dos áreas protegidas del orden distrital (Encenillales de Mochuelo y El Carraco)

De acuerdo a estudios de 2008 y 2010…el 80% de los deslizamientos y caídas de bloques que afectan zonas urbanizadas en las laderas urbanas de Bogotá corresponde justamente con zonas que fueron afectadas por actividad extractiva

En la zona de Mochuelo se han presentado deslizamientos en las actuales canteras, no obstante dichas actividades extractivas cuentan con licencia o instrumento ambiental expedido por la CAR y su impacto paisajístico es evidente en toda la ciudad, a pesar de que los frentes se ubican en el extremo sur.

  • El Parque Minero Usme. traslapado con El Parque Ecológico Distrital Entrenubes (área protegida del orden local). Nunca se debió haber dado esta licencia pues es evidente que prevalecen los derechos colectivos relacionados con un ambiente sano. Esta zona también limita con zonas urbanas y ya hay deslizamientos activos relacionados con la extracción de arcillas que podrían comprometer barrios como Alaska y Nebraska. El IDIGER ya ha advertido el riesgo de deslizamiento de ambos barrios.

 

  • Soacha es tal vez el municipio de la Sabana de Bogotá con mayores afectaciones y problemas por remoción en masa asociado a la construcción en antiguas zonas de extracción.

en 2006 Ingeominas (hoy servicio geológico), le recomendó a la Alcaldía de Soacha iniciar actividades en relación con el ordenamiento territorial para solucionar los conflictos de uso surgidos por la coexistencia del uso residencial con el de explotaciones mineras.

  • La vía Bogotá – Tunja (Tocancipá) se han reportado problemas de estabilidad que han hecho cerrar uno de los carriles, es decir, la amenaza por remoción en masa se convierte en riesgo sobre los usuarios de esta vía.

 

 

  • Problemas de inundaciones asociados a la actividad en la Sabana de Bogotá:

 

 

  • La minería del Parque Minero Industrial – PMI Tunjuelo, las actividades mineras que se desarrollan en el Río Tunjuelo, han ocasionado la desviación del río, la desaparición del tramo más bajo de la quebrada La Trompeta, la afectación sobre la Quebrada la Chiguaza, al afectación de laderas sobre montañas enteras, provocando inundaciones y deslizamientos.
  • En Guasca hay explotación de materiales aluviales en el Valle del río Siecha. Esto tiene implicaciones hidráulicas que alteran el cauce del río Siecha y la estabilidad de taludes que en algunos sectores se encuentran próximos a la vía Guasca – Sopó.

 

  • En Tabio, la extracción de materiales aluviales se ubica en el valle del río Frío y en zona de ronda o manejo y preservación ambiental. Esto altera el cauce del río Frío dado que el casco urbano del Municipio de Tabio se encuentra aguas abajo de las zonas de extracción.

 

 

  • Problemas de calidad de aire:

 

 

  • En la Sabana de Bogotá la contaminación del aire está principalmente relacionada con la industria ladrillera en relación con la sustancia contaminante que los causa (carbón, coque, arcilla…)
  • La ausencia de chimeneas en los ‘hornos de fuego dormido’ utilizados en los chircales y en algunas pequeñas empresas ladrilleras afecta directamente a las personas que están cerca, por cuanto no permite una buena dispersión de los contaminantes, deteriorando la calidad del aire y los efectos sobre la salud y el ambiente
  • En los municipios de Nemocón y Tausa se han reportado problemas de contaminación atmosférica relacionados con chircales y coquización.

Posición

Como congresista por Bogotá, considero pertinente destacar la existencia de humedales y zonas montañosas, que por los ecosistemas que aún persisten están declarados como áreas protegidas del orden local y que en el ordenamiento jurídico no se encuentran excluidas de las actividades mineras, y el mejor ejemplo de ello es el parque Ecológico Distrital Entrenubes, que fue traslapado con una de las zonas compatibles con minería establecidas por la Resolución 1197 de 2004, “Por la cual se establecen las zonas compatibles con la minería de materiales de construcción y de arcillas en la Sabana de Bogotá, se sustituye la Resolución número 0813 del 14 de julio de 2004 y se adoptan otras determinaciones”, a pedido de la entidad distrital en su momento.

 

Urge que su  caracterización y evaluación de cuenta de sus implicaciones sociales, económicas y ambientales, y que se determinen polígonos en zonas que no impliquen un impacto ambiental irremediable para sus habitantes y para los ecosistemas, humedales, acuíferos, bosques y demás elementos de la estructura ecológica principal.

La resolución emitida por el Ministerio de Ambiente debió, por mucho, dejar las zonas ya existentes, hoy terriblemente degradadas. Y no entrar a dañar nuevos ecosistemas.

 

No incluir más zonas compatibles con minería en Bogotá no implica terminar de manera automática la oferta de materiales de construcción, pues es claro que las empresas y/o personas que cuenten con título minero y licencia ambiental o su equivalente, al momento de la expedición de esta resolución ya tendrán el derecho para la explotación.

 

Como la minería genera un riesgo de remoción en masa, se deben crear unos soportes llamados taludes mineros, los cuales evitan justamente el deslizamiento. En Bogotá estos soportes han sido inestables durante décadas y es necesario que el Ministerio de Ambiente ajuste los factores de seguridad de los taludes, según la Resolución 227 de 2006 “Por la cual se adoptan los términos de referencia para la ejecución de estudios detallados de amenaza y riesgo por fenómenos de remoción en masa para proyectos urbanísticos y de construcción de edificaciones en Bogotá D.C.”, los cuales se van a entregar a la ciudad una vez culmine la explotación minera, para que soporten sismos y sean realmente seguros para la ciudadanía.

El gobierno debe atender los pronunciamientos de la Corte Constitucional en relación con la importancia de que los municipios participen en las decisiones relacionadas  con el uso del suelo y la actividad minera en sus territorios.

 

El oro, la eterna maldición del Chocó

El oro, la eterna maldición del Chocó

portada1-choco

El pasado 29 de octubre, un grupo de congresistas de diversos partidos, líderes del Chocó y dos organizadores ambientales, WWF y Foro Nacional Colombia, realizaron un sobrevuelo y un recorrido en lancha por el río Quito y el río Atrato del departamento del Choco junto con la asesora ambiental de la representante Angelica Lozano, para visibilizar los impactos y daños ecológicos irreversibles que la minería ilegal a generado.

A lo largo del bosque y en las orillas de los abundantes ríos se ven sin ningún tipo de restricción los buldóceres que cavan durante más de 18 horas continuas para extraer el anhelado oro. Solo cuando las maquinas paran o las empresas dan vía libre, algo más de 30 personas incursionan en la búsqueda del metal de manera artesanal (barequiar).

La búsqueda de la más mínima pieza de oro genera contaminación en el agua, afectando no solamente la estética natural de las afluentes y el paisaje en general, sino que también a las personas que se valen de esos ríos para lavar, comer y bañarse, además de la pesca que se ve como una alternativa de empleo y una fuente de alimentación.

Estudios realizados por varios autores (Jaramillo, León y Colmenares) aseguran que la historia del departamento, en cuanto a la minería, se divide en 4 etapas:

1.El método tradicional e la explotación del material con las técnicas de aluvión y bateo.

2. La llegada de empresas norteamericanas e inglesas que introdujeron el sistema de dragas y taladros humanos para la extracción.

3. La mediana minería a través de retroexcavadoras traída del Bajo Cauca antioqueño

4. Y la actual, la minería de megaproyectos y la minería ilegal

Por otro lado, y teniendo en cuenta lo anterior, vale la pena resaltar que La Unidad de Planeación Minero Energético UPME reconoce solo tres distritos mineros para el otorgamiento de exploración y explotación en el departamento: Istmina, Atrato y Frontino.

Para explicar la grave situación de contaminación ambiental por la que atraviesa el departamento del Chocó, Ximena González, vocera de la Fundación Tierra Digna y quien lidera la tutela que estudia la Corte Constitucional por la misma situación, mencionó cuales son las problemáticas que aquejan la cuenca del río Atrato ; “En primer lugar, las consecuencias de la explotación minera informal en la parte del alto y medio Atrato, en segundo lugar tenemos unos efectos ambientales la explotación forestal en la parte del Bajo Atrato, y tenemos un problema y es la falta de servicios públicos tanto acueducto, alcantarillado, sistemas de manejos de basuras para toda esta población. Destaco que el río Atrato es el tercer Río más importante en Colombia, debido a que cuenta con 13 ríos afluentes, han detectado problemas de contaminación en seis de esos afluentes (Río Quito, Río Andágueda, Río Negua, Río Bebaramack, Río Bebarack, Río Cavi), lo cual afecta alrededor de 70 mil personas, principalmente comunidades indígenas y afrocolombianas. Así mismo, manifiesta que la contaminación también afecta a cuatro pueblos indígenas principales, los Embera Katio, Embera Dovidas, Embera Chami y Guanal, que están en una situación bastante critica, una situación humanitaria alarmante, se detectó que en 2014 murieron 14 niños al parecer por la degradación ambiental y con la propagación del paludismo, en la zona del bajo Atrato murieron 37, el panorama no es fácil”.

La minería ha afectado de manera grave el medio ambiente en el Chocó, la deforestación de extensas áreas de bosque, la excavación desordenada, la desviación de caudales, la contaminación de los suelos, la generación de residuos peligrosos y los altos índices de mercurio, son apenas algunos ejemplos de los resultados del deterioro y contaminación que vive el departamento.

Pero lo anterior no solo se debe a la actividad de la empresas privadas, estas tienen la ayuda del otro 90% de minería ilegal. Así lo afirman la Defensoría del Pueblo, la Corporación Autónoma Regional (Codechocó), Fundación Tierra Digna, y Representantes del Foro Interétnico Solidaridad Chocó (Fisch). La efectos de la contaminación de la minería ilegal no se quedan solo en el Chocó, el rio Atrato desemboca en el mar caribe y el rio San Juan donde hay mayor actividad minera la cual desemboca en el pacifico y ambos llegan al mar.

 

foto1 foto2

 

 

Consciente de la problemática del mercurio y comprometido con los lineamientos planteados por el Convenio de Minamata, el Estado Colombiano ha realizado grandes esfuerzos como la Ley 1658 de 2013 de Mercurio, el Plan Único de Mercurio, el Registro de Uso de Mercurio, el Plan Estratégico Nacional para la Reducción del Mercurio en la Minería aurífera o artesanal a Pequeña Escala, los cuales permiten la eliminación gradual del uso de ésta sustancia y la reconversión productiva de las actividades que lo usan. Sin embargo, las buenas intenciones se han estrellado con leyes que no permiten acciones efectivas de la Policía, el Ejército y las instituciones judiciales. Por esta razón, la semana pasada el mismo Gobierno presentó ante el Congreso de la República el proyecto de ley “Por medio de la cual se establecen disposiciones para controlar la explotación ilícita en yacimientos mineros y se dictan otras disposiciones” que busca nuevas herramientas jurídicas y policiales para combatir la minería ilegal.

 

foto3 foto4 

 

 

Así mismo, el Gobierno Nacional presento a este Congreso el Convenio de Minamata, por lo cual invito a todos los integrantes de la Cámara y de la Comisión correspondiente a aprobarlo. Reitero es un paso necesario que el país necesita. Resalto que Colombia fue uno de los protagonistas en las negociaciones del Convenio, considerando su importancia y entendiendo las realidades ambientales que genera la utilización del mercurio. Colombia desea que el compromiso que demostraron las delegaciones durante las diferentes etapas de la negociación se materialice y la aprobación se dé lo más pronto posible con el fin de adoptar medidas de protección para prevenir, minimizar y eliminar la exposición de mercurio a trabajadores y poblaciones vulnerables en los tiempos establecidos.

Consejos Territoriales de Planeación Ambiental

Consejos Territoriales de Planeación Ambiental

Objetivos:

  • La configuración de un espacio de participación para la ciudadanía y las autoridades territoriales sobre las decisiones que tienen impacto ambiental en su territorio.
  • Concretamente se pretende garantizar la participación ciudadana en el proceso de licenciamiento ambiental a través de los Consejos Territoriales de Planeación.

Con esto se busca fortalecer la gestión ambiental municipal y garantizar, por mandato de la Corte Constitucional, la participación activa y eficaz a las entidades municipales y por ende a la ciudadanía en materia ambiental y especialmente sobre la protección de su patrimonio natural y cuencas hídricas.

¿Cuáles son las cuatro (4) propuestas para lograr la participación activa y eficaz de la ciudadanía en materia ambiental?

  1. Establece un principio general ambiental según el cual se garantiza, en primer lugar, la participación activa y eficaz de las comunidades y entidades territoriales en la toma de decisiones ambientalesy, en segundo lugar, se establece una obligación a cargo del Gobierno nacional en el sentido de garantizar que el procedimiento de participación será previo y obligatorio para el otorgamiento de licencias ambientales para los proyectos, obras o actividades sujetos a estas.
  2. Propone que la participación de la ciudadanía y la autoridad territorial en la toma de decisiones que tienen el potencial de afectar ambientalmente su territorio se dé a través de los Consejos Territoriales de Planeación, en el marco del proceso de licenciamiento ambiental, en lo concerniente a las medidas de protección al ambiente contenidas en los Estudios de Impacto Ambiental, de los proyectos, obras o actividades sujetos a licenciamiento ambiental.
  3. Consagra un procedimiento específico que determina la necesaria participación de los Consejos Territoriales de Planeación en el proceso de licenciamiento ambiental de todo proyecto, obra o actividad que requiera licencia ambiental. Se pretende garantizar la participación activa y eficaz de la comunidad y la autoridad territorial con la autoridad nacional en la medida en que su intervención en el proceso no es reducida a la socialización de los proyectos, sino que sus observaciones, preocupaciones y anotaciones en materia ambiental deberán ser tenidas en cuenta y respondidas de manera oportuna y detallada en la justificación y decisión sobre la licencia ambiental respectiva.
  4. Fija la competencia de los Consejos Territoriales de Planeación para que hagan veeduría a los Estudios de Impacto Ambiental, o al instrumento que haga sus veces, los cuales se constituyen como elementos fundamentales en las Licencias Ambientales para el desarrollo de proyectos.

 ¿Por qué planteamos el Proyecto de Ley?

  • Casos como el de Piedras, El Quimbo, Monterrey, Urrá, Tauramena, Jardín y Jericó, entre otros, son solo ejemplos de una necesidad cada vez más latente en los municipios colombianos: garantizar el derecho de participación activa y eficaz para las comunidades y entidades territoriales en materia ambiental.
  • Equilibrar el poder del ciudadano y de las entidades territoriales en su interlocución con los entes privados y autoridades públicas del nivel regional y nacional en lo referente a los usos de su territorio, de los recursos naturales renovables y no renovables del mismo y a la protección ambiental en el desarrollo de proyectos que requieran para su ejecución de licencia ambiental.

¿Qué leyes modifica?

  • Adiciona el artículo 50-a a la Ley 99 de 1993 “Ley General Ambiental de Colombia”.
  • La presente ley deroga las disposiciones que le sean contrarias y rige a partir de la fecha de su publicación.PL Consejos Territoriales Planeación 020AGO17
    [trx_button type=”square” style=”global” size=”big” fullsize=”yes” icon=”icon-doc-text” color=”#46a62e” link=”https://angelicalozano.com/wp-content/uploads/2016/08/PL-Consejos-Territoriales-Planeación-020AGO17.pdf” popup=”no”] Descargar documento [/trx_button]
Apoyamos la consulta popular en Cajamarca

Apoyamos la consulta popular en Cajamarca

Nosotras, Claudia López y Angélica Lozano, apoyamos la Consulta Popular en el municipio de Cajamarca, Tolima. ¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Cajamarca se ejecuten actividades que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas, o afectación de la vocación tradicional agropecuaria del municipio, con motivo de proyectos de naturaleza minera?

Por las siguientes razones:

– La Colosa se encuentra ubicada en la Reserva Forestal Central. La mina se encuentra en una zona de altísima actividad sísmica asociada al volcán Machín; situación que aumenta el riesgo de una tragedia ambiental por la ruptura del dique de las piscinas con agua cianurada, los cuales contaminarían los ríos y las aguas subterráneas de la zona.

–  Los estudios geológicos e hidrogeológicos realizados por el grupo de investigación geoambiental TERRAE, han detectado contenidos significativos de especies químicas tóxicas que acompañan al oro en las rocas de interés minero así como la presencia de pirita y otros sulfuros, de igual manera, se evidencia que la hidrología muestra déficit en la cantidad de aguas disponibles en el periodo seco, situación que puede agudizarse en escenarios de aumento de temperatura y disminución de precipitaciones, que son las que se han modelado en las comunicaciones de cambio climático generadas por la institucionalidad colombiana.

imgcajcas– La Multinacional Anglo Gold Ashanti, Colombia S.A., anunció públicamente que del proyecto minero se extraerán entre 50.000 y 80.000 toneladas Diarias de Roca. Para extraer el oro microscópico, la multinacional tendrá que utilizar más de 3 millones de litros de agua por hora. Esto es equivalente al agua que consume una persona en 45 años de su vida. El 40% del agua usada en minería se evapora o se dispersa, cantidad que NO podrá utilizar Uso-Coello para riego de los cultivos agrícolas del plan del Tolima y para consumo humano en los Acueductos Municipales. (Informe presentado por el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina).

– La Procuraduría General de Nación en comunicación directa a la directora de ecosistemas del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, fechada el 21 de noviembre de 2008, hace petición de NEGAR la solicitud de sustracción del área de reserva forestal. Esto se debe a que los problemas ambientales serán de gran magnitud y en algunos casos irreversibles y, además a que 161 fuentes hídricas corren riesgo de desaparecer por la actividad minera.

– De igual manera la Contraloría General de la República envió el control de advertencia al Ministerio de Ambiente y a Cortolima para que tomen las medidas pertinentes y prevengan amenazas al emitir nuevos conceptos, considerando que “las posibles afectaciones al área de influencia, de manera directa e indirecta, tendrán incidencia en el suministro de agua a la población y al distrito de riego de Uso-Coello”, con el fin de evitar un grave daño ecológico irreversible sobre Zonas de Especial Significancia Ambiental, el recurso hídrico, las poblaciones asentadas en el área de influencia del proyecto, y otras actividades económicas presentes en la misma, es decir, prevenir los posibles pasivos ambientales y sociales que pueden derivarse de dichas actividades mineras en el área en cuestión.

En el área a explotar se hallan importantes especies de fauna y flora, entre ellas, el perico paramuno, que se encuentra en peligro de extinción. La cantera a cielo Abierto- MCA- destruirá su hábitat natural y acelerará su extinción definitiva.

El estudio general de riesgos integrales del proyecto de exploración y explotación minera La Colosa, elaborado por la Universidad del Tolima, ha mostrado que los costos sociales y ambientales serían muchos mayores que los beneficios potenciales, tanto en Cajamarca como en distintos Municipios del distrito de riego Uso-Coello.

coadyuvancia-cp-cajamarca-210916

[trx_button type=”square” style=”global” size=”big” fullsize=”yes” icon=”icon-doc-text” color=”#46a62e” link=”https://angelicalozano.com/wp-content/uploads/2016/09/Coadyuvancia-CP-Cajamarca-210916.pdf” popup=”no”] Descargar documento [/trx_button]

¡No más expansión minera en Cogua!

¡No más expansión minera en Cogua!

El viernes 26 de se llevó  a cabo la Audiencia Pública Ambiental precedida por funcionarios de la CAR y la Administración Municipal de Cogua que busca no expandir la extracción minera de arcilla y gravilla en la vereda Ojo de Agua.

La  alcaldía de Cogua tomo su posición en Audiencia Pública Dirigida por la CAR en Compañía de Delegados de Procuraduría, Defensoría, Contraloría, Personería, congresistas, Gobernación de Cundinamarca, concejales, juntas comunales, instituciones educativas, organizaciones civiles, y representante de la iglesia en cuanto al título minero: Plazuela expediente AIT 141 que tajantemente cambiaría la vocación del municipio Cogua que  es ecoturística, Ambiental, Agropecuaria.

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Cogua es enfático en señalar que la minería no es la principal actividad económica del municipio, por lo que “debe hacerse de manera condicionada”.

El alcalde William Forero señalo que una de las razones  para no conceder la licencia ambiental a Ladrillera Santa Fe S.A. es porque podría poner en riesgo el acueducto Sucuneta que suministra agua al área rural de los municipios de Sutatausa, Cucunubá, Nemocón y Tausa, el complejo de cerros de Nemocón, el embalse de Neusa, la reserva forestal Rodamontal y los afluentes del río Neusa, enfatizando que  el río Neusa suministra agua potable a los municipios de Zipaquirá, Cogua y Nemocón, además de alimentar a la planta de potabilización de Tibitoc que es la segunda planta en importancia para el abastecimiento de agua a la ciudad de Bogotá; su capacidad le permite atender en condiciones normales el 30% de la demanda y hasta el 75%.

De igual manera, el alcalde señalo que entre los títulos concedidos y en trámite se abarca el 78 % del territorio para uso minero. El 44% del territorio total ya cuenta con el ‘aval’ para ser explotado, es decir, que de las 13.290 hectáreas que conforman la población, en 5.852 ya hay títulos o concesiones otorgadas para la extracción de arcillas, carbón y otros materiales, y hoy, se encuentran en trámite otros títulos por 4.624 hectáreas más. En suma, y de ser aprobadas las solicitudes pendientes, se abarcaría el 78,8 % del territorio de Cogua.

cogports

 

La comunidad de este municipio manifestó su preocupación y el rechazo sobre la propuesta del proyecto. Para los habitantes de esta región los beneficios económicos que generaría la minería no se comparan al potencial turístico que genera esta zona. “Emplearán a 14 personas, cuando el mejor restaurante del lugar contrata a 35 empleados. Aquí tenemos potencial para el ecoturismo”, expresó Eduardo Borda, un bogotano que tiene su vivienda en el sector desde hace 18 años.

De igual forma, la comunidad manifestó que les genera preocupación la extracción de cinco millones de toneladas de arcilla anuales en una zona donde viven 3.600 personas en casas campestres y campesinas en un área de 239,9 hectáreas ubicada entre las veredas Ojo de Agua, La Plazuela y el Olivo, porque se pretenden.

fotcogu

La paz se construye haciendo la paz con el ambiente y con las comunidades. La ley obliga a que cuando hay conflicto, se resuelva a favor del medioambiente. La paz se logra el día en que se respeten los derechos individuales y colectivos. No estamos exigiendo nada distinto a aquello a lo cual tenemos derecho por ley” fueron las palabras de Rodrigo Negrete, abogado ambientalista.

Por su parte Julio Fierro, geólogo y experto ambiental, manifestó que “los estudios de ambientales presentados por la Ladrillera Santafé son omisivos y deficientes”, señalo que  la minería que se pretende realizar alrededor del título AIT 141, puede alterar de manera permanente e irreversible el sistema hidroecológico  y su capacidad de resiliencia  puesto que la minería implica la remoción de vegetación y de  suelo, de acuitardos y eventualmente te de acuíferos (la zona más oriental del título) que son fundamentales del ciclo hidrogeólogo,  asimismo, manifestó la susceptibilidad que tiene la zona para presentar escenarios déficits de agua.

Como resultado de esta  audiencia pública, esperamos que la decisión de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, para otorgar la licencia ambiental minera para la extracción de Arcilla y gravilla en las Veredas Ojo de Agua, Plazuela expediente AIT 141 para a Ladrillera Santa Fe S.A. sea rechazada. Apoyamos a la comunidad en querer reverdecer Cogua y NO permitir la expansión minera en el municipio.

 

“Por años las montaña de Cogua nos han Protegido.

Ahora es el turno de nosotros de cuidarla”

Radicamos 4 proyectos para proteger el medio ambiente

Radicamos 4 proyectos para proteger el medio ambiente

Grandes proyectos de infraestructura o extracción minero-energética avanzan en el país, en ocasiones ignorando los intereses y necesidades de las comunidades y autoridades locales.

Hoy radicamos 4 proyectos de ley para fortalecer la planeación y participación del uso de nuestros recursos naturales, 3 de autoría de Claudia López y mía, y el proyecto de tasas de agua de autoría de Antonio Navarro:

HAZ CLIC EN LAS IMÁGENES PARA CONOCER LOS PROYECTOS

Iconminplpport ctptda

incverptd tuaptada

 

Preguntas y respuestas entre Angélica Lozano y Ministro de Ambiente

Preguntas y respuestas entre Angélica Lozano y Ministro de Ambiente

Ante las insistentes críticas que ha hecho la Representante Angélica Lozano sobre la gestión del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, el pasado 16 de marzo se llevó a cabo una reunión convocada por el Ministro.

Durante la reunión, el ministro Vallejo expuso el Plan de Trabajo que está implementando en la entidad. Hicimos varias preguntas sobre los temas que más nos alarman y estas fueron sus respuestas:

  • Cumplimiento de la sentencia de la corte sobre minería en páramos:

El Ministro de Ambiente indicó que han iniciado en el páramo de Santurbán  – el único delimitado a escala 1:25.000 en el país – en donde, a través de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), están anticipando la aplicación de los Planes de Desmantelamiento y Abandono con el que cuenta cada título minero que hasta la fecha se encontraba operando con su respectiva licencia ambiental.

Ofrecimos nuestro apoyo político para afrontar las demandas que ya han empezado a presentar contra el Estado algunas multinacionales en tribunales internacionales.

  • Licenciamiento ambiental:

Pusimos en conocimiento del Ministro las denuncias informales que hemos recibido de parte de profesionales de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), que se están viendo obligados a cambiar sus conceptos técnicos por presiones de las directivas de la entidad.

Asimismo, hicimos énfasis en los inconvenientes que ha traído la implementación de un modelo de contratación “a destajo” de los profesionales encargados de elaborar dichos conceptos y enunció varias debilidades que tiene el proceso y que no han sido atendidas, como la no adopción de las recomendaciones hechas por una consultoría contratada por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) en el año 2013.

 

  • Proyectos ambientales de la bancada Alianza Verde:

Entregamos una copia de los 3 proyectos de Ley en temas ambientales elaborados por el Partido Alianza Verde y le pedimos al Ministro su revisión y que emita un concepto como parte del trámite que debe adelantarse en el Congreso de la República.

Se trata de los siguientes proyectos:

  • Creación de los Consejos Ambientales Municipales
  • Creación de Transferencias Ambientales
  • Tarifa mínima para la tasa por uso del agua
  • Bogotá

Reserva Van Der Hammen:

El Ministro aseguró que no ha participado en la discusión debido a que no conoce en detalle la propuesta del alcalde. De cualquier manera, aseguró que aunque la decisión final corresponde al Concejo Directivo de la Corporación Autónoma de Cundinamarca (CAR), la única forma de que el Ministerio apoye una modificación de la reserva es que se demuestre que el área perdió los atributos ambientales que llevaron al entonces Ministro de Ambiente Juan Mayr a ordenar su declaratoria en el año 2000.

Río Bogotá:

En relación con la descontaminación del Río Bogotá, Vallejo hizo énfasis en la labor de articulación que han adelantado con todos los actores involucrados y anunció la formulación de una Ley para el Río Bogotá que permita abordar la problemática.